El Ministerio de Unificación de Corea del Sur anunció que presentará ante la fiscalía una denuncia contra dos organizaciones de desertores norcoreanos, responsables de enviar folletos de propaganda anti-Pyongyang hacia el Norte, que ocasionaron una crisis bilateral con su vecino del Norte.

El Ministerio surcoreano acusa a las organizaciones Combatientes por la Libertad de Corea del Norte, del desertor Park Sang-hak, y Keun Saem, de su hermano Park Jung-oh, de "generar tensiones entre el Sur y el Norte y poner en peligro las vidas y la seguridad de los residentes en las zonas fronterizas", informó el sitio web Sputnik Mundo.

Kim Yo-jong, hermana de Kim Jong-un y número dos de Corea del Norte, amenazó con poner fin a los acuerdos logrados en la cumbre histórica que Kim y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, si las autoridades del Sur no tomaban "las medidas pertinentes" para poner fin a las actividades de los desertores.

La Agencia Telegráfica Central de Corea (KCNA) anunció posteriormente que Corea del Norte cortaría todas las líneas de comunicación con Corea del Sur, incluidas las militares.