Corea del Sur anunció el endurecimiento de las reglas de distanciamiento social en el área metropolitana de Seúl y partes de la provincia oriental de Gangow, para intentar detener un rebrote de coronavirus que creció en las últimas semanas.

La medida fue anunciada luego de un cuarto día consecutivo con más de 200 casos positivos, en medio de una tendencia al alza que se viene notando desde que Seúl relajó sus pautas de distanciamiento social el mes pasado.

El ministro de Salud, Park Neung-hoo, dijo que las nuevas reglas de distanciamiento comenzarán a regir el jueves y estarán vigentes durante dos semanas, informó la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

Bajo las nuevas reglas, quedan prohibidas las reuniones de más de 100 personas en eventos políticos o empresariales, festivales, conciertos y eventos académicos.

Quienes asistan a funciones de teatros, conciertos y bibliotecas deben mantener al menos un asiento de distancia con otras personas, mientras que el público en los eventos deportivos estará limitado al 30% de la capacidad del estadio.

Las nuevas reglas también prohíben bailar y moverse a los asientos de otros en clubes nocturnos y otras instalaciones de entretenimiento de alto riesgo, así como beber y comer en salas de karaoke y salas de conciertos.

El país viene experimentando un aumento constante de infecciones tras suavizar sus pautas de distanciamiento social el mes pasado en medio de una desaceleración de los contagios.