El diario New York Times citó un dossier reservado de la inteligencia de Estados Unidos que revela que los funcionarios de la ciudad china de Wuhan y de la provincia de Hubei mantuvieron por semanas en secreto todo lo relativo al coronavirus (Covid-19) por temor a enérgicas represalias de Beijing.

Desde el comienzo de la pandemia, la administración de Donald Trump puso en duda el origen de la enfermedad, y realizó una serie de denuncias contra el régimen chino en relación a cómo se había manejado la información sobre el Covid-19, originado en Wuhan.

A partir de eso, las denuncias se multiplicaron sobre un presunto encubrimiento por parte del Partido Comunista chino (PCC) de información sobre el brote inicial, lo que permitió que el virus se propagara por todo el mundo.

El informe, que circuló originalmente en junio, tiene secciones clasificadas y no clasificadas, y representa el consenso de la CIA y otras agencias de inteligencia. Todavía respalda la idea general de que los funcionarios del Partido Comunista ocultaron información importante del mundo, dijeron funcionarios estadounidenses. 

En Wuhan comenzó la pandemia del coronavirus (El País)

De hecho, a principios de enero funcionarios de la OMS comenzaron a concluir que los funcionarios en Beijing estaban ocultando información, informó The Associated Press en junio, citando documentos internos y grabaciones. Los funcionarios centrales retrasaron la publicación del genoma completo del virus y ordenaron a los laboratorios que destruyeran las muestras del virus. Al mismo tiempo, estaban tratando de obtener más información de los reticentes funcionarios de Wuhan.

El texto revelado por el New York Times dice que los altos funcionarios en Beijing, incluso cuando se esforzaban por obtener datos de funcionarios en el centro de China, desempeñaron un papel en ocultar el brote al ocultar información a la Organización Mundial de la Salud.

"Hace una gran diferencia si fue Wuhan o Beijing", dijo Michael Pillsbury, académico de China en el Instituto Hudson que asesora informalmente a Trump, al diario estadounidense.

Trump lo había advertido

El pasado 4 de julio, día de la Independencia de Estados Unidos, el presidente Donald Trump dijo durante un discurso en la Casa Blanca que "el secreto, los engaños y el encubrimiento de China" permitieron la pandemia.

Asimismo, el secretario de Estado Mike Pompeo insistió en que la administración estaba "diciendo la verdad todos los días" sobre "la cobertura comunista" del virus.

Trump puso en duda el origen del "virus chino", como lo llamó en una conferencia de prensa

Sin embargo, el dossier reservado que según el periódico fue elaborado por la inteligencia estadounidense revela que el gobierno chino no fue notificado en seguida del origen de la enfermedad, sino que las autoridades de Wuhan escondieron la información, reseñó la agencia de noticias Ansa.

Si embargo, el tradicional medio neoyorquino apuntó que el informe "no contradice las críticas de la Administración (de Donald) Trump a China y que contextualiza las acciones -o la falta de las mismas- que crearon finalmente una crisis global".