Investigadores estadounidenses detectaron dos nuevas variantes del SARS-CoV-2 que podrían ser más contagiosas y que presenta un comportamiento similar a la británica, advirtieron en este miércoles en su informe preliminar. 

Según detallaron, una de las variantes presenta una mutación semejante a la del Reino Unido, mientras que la otra es una "no vista" hasta la fecha y que ya adquirió el estatus de "dominante" en la capital del estado de Ohio, Columbus.

"La variante de Columbus tiene la base genética de casos similares que hemos estudiado, pero presenta tres mutaciones que significarían una evolución muy importante", indicó el profesor de patología de la Universidad de Ohio State Dan Jones, participante en el estudio. 

De esta forma la dos nuevas alteraciones del coronaviris fueron originadas en mutaciones en suelo norteamericano, por lo que se descarta que hayan sido importados. 

La investigación, que aún no fue revisada por la comunidad científica, advierte además que la pandemia "está experimentando un período de cambios significativos en su composición genética". 

El cuerpo de científicos también recordó que es muy pronto para saber si las nuevas variantes no responden a las vacunas, que en Estados Unidos se están suministrando a la población de riesgo desde diciembre.