Pfizer y BioNTech solicitaron este martes a la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) la autorización condicional para la distrubución de su vacuna contra el Covid-19. De lograr su aprobación se comenzaría a aplicar en los países miembros de la  Unión Europea (UE) a mediados de diciembre.

El pedido a la autoridad sanitaria se da el día después de que la estadounidense Moderna diera el mismo paso con su fármaco para combatir el coronavirus.

En tanto, la EMA anticipó el mes pasado que podría aprobar las primeras dosis a fines de 2020 o principios de 2021, mientras que la Comisión Europea aseguró que los trámites por su parte "se llevarán a cabo de inmediato".

Pfizer de origen norteamericano y su socio alemán BioNTech, revelaron el 18 de noviembre pasado, los resultados de los estudios de la fase III que dejaron un 95 por ciento de efectividad en las pruebas. 

Cómo funciona la vacuna de Pfizer-BioNTech

La vacuna Pfizer-BioNTech se fabrica con tecnología completamente nueva. No contiene el coronavirus real ya que está hecha con un fragmento de código genético para la proteína de "pico" que incrusta el virus.

EL ARN mensajero, o ARNm, le indica al cuerpo que produzca una proteína de pico inofensiva, entrenando a las células inmunitarias para que la reconozcan si finalmente aparece el virus real.

Las pruebas sobre el fármaco incluye a 4.500 voluntarios argentinos de entre 18 y 85 años que fueron seleccionadas a partir de 20 mil voluntarios inscriptos en un formulario online, y se realizan en el Hospital Militar, coordinado por el investigador Fernando Polack.