España contabilizó este miércoles un total de 1.259.366 casos confirmados de coronavirus y el Gobierno de Pedro Sánchez reactiva las estrategias de restricciones paulatinas para hacer frente a la segunda ola. En el ranking de los municipios más golpeados por cada 100.000 habitantes, 4 de los 10 primeros son catalanes y Vic lidera en el podio. 

La capital del Osona arroja 1.722 casos por cada 100.000 habitantes, el doble de ciudades como L’Hospitalet (la más densa de Europa). Granollers y Mollet del Vallès también se unen a este predominio catalán, que supera al municipio madrileño de hace un mes.

La preocupación de las autoridades locales obligaron a doblegar los esfuerzos para robustecer el sistema sanitario y así poder absorber a lo que llaman "el peor escenario" con el incremento de los pacientes que ingresen a los centros de salud.

Actualmente, el Hospital Universitari de Vic ya tiene tres plantas destinadas a pacientes afectados por el Covid-19, y las diez plazas de la Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) también están ocupadas por personas con esta patología.

Los datos más recientes, de finales de octubre, arrojaron la cifra de 12 ingresos diarios por coronavirus, sin embargo hasta ahora la incidencia no obligó a desprogramar otras pruebas pero, si los contagios siguen en alza, se antició que "habrá que ampliar las camas de UCI y destinar más personal".

La Agencia de Salud Pública de Catalunya, reconoció que la situación de la pandemia en la capital de Osona "ha continuado empeorando estas últimas semanas". 

"La velocidad de reproducción del virus se sitúa en el 1,6 y el riesgo de rebrote ya se ha disparado al 2.229 y una incidencia acumulada de 1.300. La mayoría de los casos positivos se detectan en el ámbito social-familiar", detallaron desde el ente sanitario.

Por su parte, la alcaldesa de Vic, Anna Erra, admitió que las "cifras negativas" siguen siendo muy altas, por lo que apuntó que "nos toca acompañar y ayudar para que las normas que ya tenemos vigentes y las que vengan consigan evitar el colapso sanitario”.