España sumó este miércoles 757 nuevas muertes por coronavirus, lo que eleva la cantidad de víctimas fatales a 14.555, mientras que los contagios vuelve a subir y acumula  a 146.690 positivos. 

El Ministerio de Sanidad español informó un nuevo aumento en la cifra de muertos después de cuatro jornadas de descenso, en tanto que se entusiasman con el número de personas que fueron dadas de alta que registró un alza y ya trepa a 48.021.

Con este nuevo panorama, el país europeo continúa secundando a Estados Unidos cómo la región más golpeada por el coronavirus, que ayer reportó 396.223 contagios y 12.722 fallecimientos.

Mientras tanto, el número de afectados despierta un nuevo frente político para el gobierno español por su falta de credibilidad. La Justicia intimó a las autoridades de los registros civiles a informar de manera "inmediata" el total de las licencias de enterramiento tramitadas desde el 14 de marzo, en donde deben precisar datos geográficos, personales de los fallecidos y la confirmación de muerte por la pandemia.

En tanto, el ministro de Sanidad, Salvador Illia, admitió que solo se contabilizan como muertes por coronavirus a aquellas personas fallecidas a las que se les haya realizado una prueba diagnóstica,  por lo que quedan exentas ancianos fallecidos en geriátricos.