Italia amaneció hoy con banderas a media asta en todo el país en una jornada de luto nacional convocada para homenajear a las casi 11.000 víctimas fatales que provocó en el país la pandemia de coronavirus.

Los principales edificios de la capital Roma, como el palacio presidencial del Quirinale o la sede del Ejecutivo, el Palacio Chiggi, izaron este martes sus banderas a media asta para plegarse a la jornada de luto convocada por los alcaldes de todo el país.                                         


La iniciativa lanzada por el presidente de la Provincia de Bérgamo, Gianfranco Gafforelli, encontró eco en todas las ciudades del país, donde los principales monumentos y edificios públicos mostraron su luto por las, hasta hoy, 10.779 víctimas registradas hasta el momento que convierten a Italia en el país con más decesos por el Covid-19.

Además, este mediodía italiano (7 de la mañana de Argentina), se hizo un minuto de silencio en las oficinas públicas que permanecen abiertas en medio de la pandemia que ya contagió a más de 100.000 personas en todo el país.

Incluso el Vaticano, según anunció el vocero papal Matteo Bruni en un comunicado, izó a media asta su bandera para mostrar "solidaridad" con Italia y con las víctimas del coronavirus.