La defensa del ex presidente de Brasil y líder opositor Luiz Inácio Lula da Silva presentó un habeas corpus para evitar una posible detención en las próximas semanas, que fue rápidamente rechazada por el ministro a cargo del Superior Tribunal de Justicia (Penal), Humberto Martins.

Lo curioso del caso es que Martins fue propuesto a ese cargo por el propio Lula cuando era presidente, por lo que se especulaba con un apartamiento, que finalmente no se dió.

El precandidato presidencial favorito en las encuestas para las elecciones del 7 de octubre busca evitar que se cumpla la orden de prisión decretada por el Tribunal Regional Federal 4 de Porto Alegre el miércoles.

Luego de que el STJ rechazó el habeas corpus, la defensa aun puede acudir al Supremo Tribunal Federal (STF), la máxima corte del país.

Según el escrito, al que accedió la agencia oficial Télam, la defensa pidió al STJ que se impida detener a Lula hasta que todas las instancias sean agotadas, como marca la Constitución Federal.

El Tribunal Federal Regional 4 de Porto Alegre condenó el miércoles a Lula a 12 años y un mes de prisión, confirmando la sentencia por corrupción dictada en primera instancia por el juez Sérgio Moro, a cargo de la Operación Lava Jato.

La corte de apelaciones ordenó la detención de Lula una vez agotados los recursos en la segunda instancia, algo que puede ocurrir en un plazo cercano a 40 días.

Al haber rechazado el habeas corpus, la defensa puede acudir al Supremo Tribunal Federal (STF)

El habeas corpus también apunta críticas de los abogados defensores de Lula, Cristiano Zanin Martins y Valeska Teixeira, al fallo condenatorio, al afirmar que el tribunal debió aplicar la "Teoría del Dominio de los Hechos para argumentar la falta de pruebas dada la inexistencia de delito".

Otro argumento apunta contra un fallo del STF que votó por 6 a 5 en 2016 en un caso que la prisión es posible sin la tercera instancia, pese a lo que afirma la Constitución sobre el tránsito en todas las cortes antes de perder la libertad.

Según dijo a Télam una fuente judicial, una eventual detención de Lula obligaría al ex mandatario a cumplir la pena en la cárcel de Tremembé, interior del estado de San Pablo.

Lula fue condenado y encontrado culpable de recibir un departamento en la playa de Guarujá por parte de la constructora OAS, supuestamente a cambio de contratos fraudulentos en la petrolera Petrobras.

La presentación del habeas corpus se dio en el marco de una declaración de la presidenta del STF, la jueza Carmen Lúcia Antunes, que le cerró las puertas a posibles movimientos en la máxima corte de Brasil para acelerar la resolución del caso del pedido de prisión de Lula.

El PT ratifica la candidatura

El Partido de los Trabajadores ratificó la candidatura de Lula y la registrará el 15 de agosto. “No vamos a aceptar pasivamente que la democracia y la voluntad de la mayoría sean una vez más irrespetadas”, aseguró esa fuerza política en un comunicado. Y dejaron claro que la candidatura se registrará el 15 de agosto tal como establecen las leyes de ese país. Asimismo aseguró que la sentencia contra el ex presidente Lula da Silva evidencia una persecución contra el líder sindical. El PT emitió su comunicado a través de la red social twitter, en la cuenta de su presidenta nacional, Gleisi Hoffman. En ese sentido indicó que en el desarrollo del juicio no hubo pruebas sobre los delitos imputados.