El Ministerio de Salud indio detectó una nueva variante de coronavirus que es motivo de preocupación en India, pues hasta el momento se detectaron casi dos docenas de casos en tres estados. La cepa, identificada localmente como Delta plus, se encontró en múltiples estados del país asiático, según explicó el secretario federal de Salud, Rajesh Bhushan, en una rueda de prensa.

Las autoridades aseguran que esta variante mostró mayor capacidad de transmisión, por lo que han recomendado a los estados aumentar las pruebas de detección. Actualmente detectaron esta mutación en las muestras secuenciadas del genoma de los estados de Maharastra (distritos de Ratnagiri y Jalgaon), Kerala (distritos de Palakkad y Pathanamthitta), y Madhya Pradesh (distritos de Bhopal y Shivpuri).

Las características de la variante Delta plus

Según los expertos del Consorcio de Secuenciación del genoma del SARS-CoV-2 de la India (INSACOG), creado por el Ministerio de Salud para estudiar los genomas del coronavirus, la mutación “Delta plus” presenta mayor transmisibilidad, mayor unión a los receptores de las células pulmonares y una posible reducción de la respuesta de los anticuerpos monoclonales, entre sus principales características. 

Por esta razón, las autoridades sanitarias indias advirtieron a esas regiones sobre la posible propagación en estos territorios, ante las especulaciones sobre su mayor capacidad de resistencia ante las vacunas, de acuerdo a lo explicado por la cadena de televisión india NDTV.

 “Los tres estados deben tomar medidas de contención inmediata, pruebas mejoradas, seguimiento y vacunación en los distritos y conglomerados donde se encuentra la variante”, informó el comunicado oficial de la autoridad sanitaria.

Coronavirus en India

Las medidas de respuesta recomendables ante la nueva cepa no distan de las que ya están en vigor en el país e incluyen la contención inmediata en las zonas afectadas, prevención de aglomeraciones, aumento de pruebas de Covid-19, el rastreo de los contagios y la vacunación masiva de la población.

India sufrió un drástico repunte de los contagios por coronavirus entre abril y mayo, meses en los que estuvo por encima de los 100.000 casos diarios, incluidas tres semanas por encima de los 300.000 y cuatro días por encima de los 400.000 positivos. De manera oficial, 389.302 personas murieron en la India por la pandemia, aunque los expertos han advertido que esta cifra podría ser varias veces superior en realidad.