Una empresa china implementó un sistema de aire acondicionado centralizado con capacidad de refrigerar a un barrio entero en la ciudad tecnológica de Shenzhen con un área de cobertura de 19 millones de metros cuadrados.

La firma Qianhai Energy Company es la encargada del desarrollo del District Cooling System (DCS, Sistema de Enfriamiento de Distritos) para proveer de 400.000 toneladas de aire frío a los principales centros comerciales, de trasbordo, oficinas públicas y otros puntos neurálgicos del barrio Qianhai, China.

El proyecto comenzó en 2014 con una planificación de 10 estaciones de funcionamiento. Hasta el momento, sólo tres están operativas y continúan las obras para presentar las restantes. Cada uno de estos centros serán los encargados de la distribución del aire frío.

Impacto ambiental

Este servicio funcionará sólo para edificios públicos debido al gran consumo energético que genera. Según informaron, es eficaz en periodos de entre 5 y 8 horas consecutivas

Al contrario de lo que pueda pensarse, el DCS permitirá un ahorro energético calculado en alrededor de 130 millones de kilowatts de electricidad cada año, ya que es mucho más eficiente que tener varios aparatos pequeños funcionando en simultáneo. 

Además, este sistema evitará el efecto "isla de calor urbana", el cual se produce en centros urbanos. Allí, las temperaturas suelen ser entre 4 y 10 grados más altas que en zonas rurales debido a la altura de los edificios que cortan la circulación del viento, los caños de escape y el asfalto.

Como contraparte, tiene algunos condicionantes específicos que dificultan su implementación

  • Los edificios no deberían estar demasiado alejados entre sí.
  • Debe haber una buena planificación de horarios de uso.
  • Es necesaria una infraestructura de gran tamaño.
  • La cantidad de edificios a los que puede suministrar es limitada.

Esta no será la primera ciudad que cuenta con este servicio. Algunos países como Hong-Kong, Finlandia, Canadá, Emiratos Árabes o Alemania cuentan con sistemas similares en algunas de sus ciudades y funcionan tanto para enfriar como para suministrar calor.