Días antes de la llegada del secretario de Estado norteamericano a Ankara, el gobierno turco advirtió que las relaciones con Estados Unidos se encuentran en "un punto crítico" y que existe el riesgo de que se rompan "por completo" por el apoyo estadounidense a las milicias kurdas.

"Los lazos con Estados Unidos se encuentran en un punto muy crítico. O arreglamos estas relaciones o se romperán por completo", aseguró el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, en una intervención durante un congreso en Estambul sobre las relaciones entre Turquía y África.

Çavusoglu insistió en criticar el apoyo que Washington presta a las milicias kurdosirias Unidades de Protección del Pueblo (YPG), aliadas de Estados Unidos en su lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI), que Turquía considera como organizaciones "terroristas"."No queremos promesas y compromisos de Estados Unidos, queremos pasos concretos (respecto a las YPG). Para poder debatir varios asuntos, la confianza perdida debe restablecerse, y la causa de la pérdida de confianza son los Estados Unidos", comentó Çavusoglu.