El presidente de Francia, Emmanuel Macron, denunció el "cinismo" y la "irresponsabilidad" del gobierno de Italia en la gestión del barco Aquarius, varado con más de 600 inmigrantes frente a la costa italiana tras ser rechazado por las autoridades de ese país y de Malta, que finalmente será recibido por España. En conferencia de prensa, el vocero del Gobierno, Benjamin Griveaux, criticó "una forma de cinismo y una parte de irresponsabilidad" de Italia.