El presidente de EE.UU, Joe Biden, dijo este miércoles que le aseguró a su par ruso, Vladímir Putin, durante una reunión en Ginebra que su agenda no está dirigida contra Moscú y que busca que la relación entre ambos países sea estable y predecible.

"Le dije al presidente Putin que mi agenda no es contra Rusia, ni contra nadie más. Es para el pueblo estadounidense. No hay sustituto para el diálogo cara a cara entre líderes, ninguno. El presidente Putin y yo teníamos la responsabilidad única compartida de gestionar la relación entre dos países poderosos y orgullosos, relación que tiene que ser estable y predecible", dijo Biden durante una conferencia de prensa.

Biden añadió que ve una oportunidad genuina para mejorar significativamente la relación entre Washington y Moscú. "Creo que existe una posibilidad genuina de mejorar significativamente la relación entre nuestros dos países sin que renunciemos a nuestros principios y valores ", afirmó el presidente.

Biden también dijo que el éxito de la cumbre estará determinado por "decisiones prácticas, sencillas y sensatas".

"Descubriremos dentro de los próximos seis meses a un año si realmente tenemos o no un diálogo estratégico que importa. Descubriremos si trabajamos para lidiar con todo, desde la liberación de personas en las cárceles rusas o no. Descubriremos si tenemos un acuerdo de ciberseguridad que comience a traer algo de orden", agregó.

Putin y Biden se reunieron  en Ginebra para discutir una amplia gama de temas, incluido el control de armas y la seguridad estratégica. La cumbre celebrada en la Villa La Grange duró cuatro horas y media, incluida una pausa. 

Noticia en desarrollo