Jefes de Estado y de Gobierno que participaron en la XXVII Cumbre Iberoamericana Andorra 2020 hicieron hoy un llamado a buscar una respuesta global y solidaria contra la enfermedad del nuevo Coronavirus (COVID-19), con acciones comunes para superar los efectos de la crisis sanitaria global producida por la pandemia.

"Los efectos devastadores de la pandemia Covid-19 requieren una respuesta global, coordinada, solidaria y mancomunada, que enfrente el gran reto de la reconstrucción inclusiva y resiliente de nuestras economías, y afiance el desarrollo sostenible y principalmente la lucha contra la pobreza y la desigualdad, garantizando a la población la protección social en todos sus ámbitos", señalaron en la declaración final del encuentro realizado de forma telemática bajo la presidencia de Andorra.

Los asistentes a la XXVII Cumbre Iberoamericana urgieron a la comunidad internacional y a la industria farmacéutica a enfrentar la pandemia de forma más equitativa y solidaria, garantizando el derecho a la salud, permitiendo que el acceso, la compra y la distribución de las vacunas, instrumentos preventivos, pruebas de laboratorio, reactivos y materiales de apoyo, suministros médicos esenciales, nuevos diagnósticos y medicamentos a precios accesibles sean universales, y evitando el acaparamiento de las mismas.

De igual forma abogaron por el fortalecimiento del multilateralismo, por ser el instrumento más eficaz para coordinar las acciones definidas por los Estados, así como para compartir experiencias y encontrar las soluciones sanitarias, sociales, económicas y medioambientales.

El rey Felipe VI reforzó este miércoles también el compromiso de España con los países de Iberoamérica durante su participación en la Cumbre.

Por su parte, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, respaldó los acuerdos firmados en la Cumbre de la comunidad Iberoamericana, al comprometerse a ser el lazo de la región ante la comunidad europea.

Si bien fueron 22 países participantes, la mayoría de ellos participó vía telemática, ya que la pandemia sólo permitió la asistencia de algunos líderes del gobierno, entre ellos el anfitrión y jefe de gobierno de Andorra, Xabier Spot, Pedro Sánchez, y los presidentes de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa; de Guatemala, Alejandro Giammattei, y de República Dominicana, Luis Abinader.

El jefe de gobierno de España señaló que la declaración de Andorra incluyó cinco pilares: la recuperación económica sostenible, el desarrollo de la tecnología, la coalición por el medio ambiente, la lucha contra las desigualdades y el impacto diferenciado de las mujeres.

Pedro Sánchez anunció que España pondrá a disposición de los países de América Latina y el Caribe, "entre un 5 y un 10 por ciento" de las vacunas adquiridas por España, una vez que se alcance el 50 por ciento de la vacunación de la población española.

De esta manera serán al menos 7,5 millones de dosis las que se distribuirán este año a través del mecanismo del Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19 (COVAX) y de la Organización Panamericana de la Salud en función de las necesidades de estos países, explicó.

Agregó que el gobierno español está dispuesto a impulsar el debate sobre las patentes entre los socios europeos y en el seno de la Organización Mundial del Comercio, con el fin de que los derechos de propiedad intelectual sirvan de ayuda y no de freno en la lucha contra la pandemia.

"España está comprometida en hallar soluciones frente a la crisis, siempre brindando un respeto hacia los socios", sentenció.

 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19


Fuente Xinhua