El jefe del consejo gobernante de Sudán, Abdelfatah al Burhan, anunció la disolución del Gobierno de transición y declaró el estado de emergencia en ese país africano tras el arresto del primer ministro y otros funcionarios.

El primer ministro Abdalla Hamdok fue detenido y trasladado a un lugar desconocido tras negarse a apoyar el golpe, informó el Ministerio de Información, que estaría todavía bajo el control de sus partidarios, informó la agencia Reuters.

La mayoría de los ministros del país, un gran número de integrantes de partidos políticos a favor del Gobierno y un miembro del Consejo Soberano de Sudán fueron detenidos, indicó el sitio web RTenespañol.

Consultas

En tanto, la Unión Africana anunció la suspensión de la pertenencia de Sudán a esa organización, y el presidente de la Comisión, Moussa Faki Mahamat,  indicó que se enteró del golpe de Estado "con profundo horror" e instó a "la reanudación inmediata de las consultas cívico-militares en el marco de una declaración política y un decreto constitucional".

Decenas de miles de personas salieron a las calles para protestar contra el golpe militar. Al menos 12 personas resultaron heridas durante los enfrentamientos frente al cuartel general del Ejército en la capital sudanesa, según informó el Comité de Médicos de Sudán.

Mientras, el aeropuerto de Jartum se encuentra cerrado y el Ejército bloquea las entradas a la capital, los puentes y las calles principales.

La crisis de las relaciones entre los militares y las autoridades civiles ha estado en curso durante varias semanas. Varias concentraciones de partidarios del Ejército en el país se han producido por segunda semana consecutiva para exigir la dimisión del Gobierno.

En noviembre próximo expira el mandato del Consejo Soberano, que tiene el estatus de Gobierno de transición y debe traspasar el poder a un Gobierno civil.

Antecedentes

A mediados de abril de 2019, Sudán vivió un golpe militar que puso fin a los 30 años del Gobierno del presidente Omar al Bashir, tras varios meses de protestas que se saldaron con decenas de muertos y centenares de heridos. Al Bashir fue destituido y más tarde encarcelado, reseñó el sitio Sputnik.

El 19 de agosto de 2019, el Consejo Militar de Transición (CMT) de Sudán y la principal alianza opositora, Fuerzas de la Libertad y el Cambio, firmaron una declaración constitucional que allanaba el camino al proceso de reformas políticas e institucionales en el país.

A finales de agosto de 2019, el jefe del CMT, Abdel Fattah al Burhan, prestó juramento en calidad de presidente del Consejo Soberano del país. El nuevo primer ministro, Abdalla Hamdok, juramentó su cargo el 21 de agosto de 2019. Las autoridades militares y civiles acordaron declarar un período de transición, necesario para efectuar reformas políticas y económicas.