El Ejército sirio anunció ayer que repelió un ataque israelí con cohetes contra posiciones militares en las afueras de Damasco y el ministerio de Relaciones Exteriores protestó por escrito ante el Consejo de Seguridad y el secretario general de la ONU, António Guterres.

La cancillería siria aseguró además que los ataques israelíes, dirigidos contra "posiciones militares en la zona de Al Qatifa" en la periferia Este de Damasco, buscaban elevar la moral de los rebeldes armados que se encuentran en Ghouta Oriental.

Según las notas diplomáticas, Israel que no confirmó el episodio, llevó a cabo tres ataques con cohetes contra territorio sirio ayer por la madrugada, y el ejército informó que fueron repelidos, en un comunicado distribuido por la agencia de noticias SANA.

Las notas de la cancillería siria precisaron que en la madrugada de ayer Israel llevó a cabo tres ataques con cohetes contra territorios de la República Árabe Siria.

Las cartas concluyen exigiendo que el Consejo de Seguridad condene estos los ataques israelíes y tome medidas "firmes e inmediatas" para prevenirlos.