La investigación que lleva a cabo el fiscal suizo Yves Bertossa descubrió una nueva cuenta bancaria que estaría vinculada con el rey emérito de España, Juan Carlos I, según reveló una nota publicada en el sitio web El Confidencial, que señala que se trata de una cuenta en Andorra en la que se habría ocultado parte de la fortuna del ex monarca.

El depósito estuvo abierto en el Andbank de Andorra durante más de una década y habría estado controlado por Juan Carlos a través de una sociedad instrumental, denominada Stream SA, radicada en Panamá y operada a través de testaferros. Esta sociedad fue disuelta el 4 de mayo.

El citado medio destaca una de las transferencias recibidas en esa cuenta por 150.012,28 euros y que provendría de la Fundación Zagatka, otra sociedad instrumental, en este caso dirigida por un familiar del monarca, Álvaro de Orleans, descubierta en 2020 y en la que el rey emérito ocultó 7,9 millones de euros en Suiza hasta agosto de 2018, cuatro años después de abdicar al trono.

El cierre de la cuenta, en 2016, coincide con la entrada en vigencia de una nueva normativa en Andorra, por la que el país se abría a compartir información bancaria con las autoridades tributarias de otras naciones.

Juan Carlos I lleva diez meses residiendo en Abu Dabi tras marcharse de España de manera sorpresiva, después de que se iniciaran investigaciones judiciales sobre sus finanzas y los posibles delitos fiscales cometidos tanto en España como en Suiza, en donde la investigación avanza con mayor rapidez.