Mientras Europa sufre una crisis energética nunca antes vista y en Rusia miles de personas intentan escapar del ejército, un ruso está de lo más contento con el contexto internacional actual. Al menos así lo demuestra en Twitch, donde transmite en vivo las 24 horas del día, los siete días de la semana, una hornalla encendida con música de fondo. Junto al video, una sola frase: "¡Desde Rusia con amor!", se lee en la transmisión, que además indica que eso solo cuesta poco más de un euro por mes, mientras en Europa hay leyes cada vez más ridículas para intentar frenar el consumo de energía. 

El usuario "russiangas1", tildado como troll por varios medios de occidente, se armó un set entero para burlarse de Europa. Su foto de perfil es un orco, usado comúnmente para reírse de los ucranianos. En la esquina inferior izquierda hay una foto de un hombre riéndose junto a un patito de goma que usa aviadores, una cadena de oro y un casco con una hélice.

Junto a la hornalla prendida está el costo por mes: 1,44 euro. También hay un termómetro, que le cuenta al público qué tan caliente está la hornalla. Al fondo hay un reloj digital, también siempre prendido, que demuestra que la transmisión no es un video en bucle, sino que es real. 

El usuario muestra la temperatura de la hornalla

Vice informó que la cuenta se creó el 11 de septiembre de 2022 y se transmitió por primera vez el 17. Esa primera transmisión duró 77 horas seguidas, ganó más de 3.000 seguidores y alcanzó una audiencia máxima de 1.896 personas. Ahora, el canal está lleno de espectadores que comparten mensajes pro-rusos mientras la cobertura de varios canales de Telegram sobre los ciclos de transmisión se realiza a través de la cámara. russiangas1 también tiene un enlace para donaciones. ¿Para qué? Está tratando de recaudar dinero para comprar un horno que vaya con sus quemadores.

La crisis energética de Europa

Desde el estallido de la guerra Rusia-Ucrania, las cosas fueron de mal en peor para Europa, que dependía casi exclusivamente del gas ruso. Por eso, la Unión Europea tardó mucho tiempo en aplicar sanciones contra el país que lidera Vladimir Putin y, cuando llegaron, Rusia salió con represalias inmediatas.

Ahora, con el invierno a la vuelta de la esquina, Europa lucha para mantener la calefacción prendida. El problema es tan grave que las empresas están cerrando y países como Alemania están considerando poner en marcha plantas de energía nuclear fuera de servicio.

En Inglaterra se vive una crisis como nunca antes. Mientras en Rusia se paga, supuestamente, menos de dos euros por mes para el suministro de gas, un negocio chico de Leicester se ve obligado a pagar más de cinco mil euros mensuales. El problema es tal que un programa de televisión británico ofrecía como premio pagar las facturas de luz y gas por cuatro meses.

El problema no es solo inglés. Desde la llegada de la crisis, Suiza recurrió a medidas ridículas. Por ejemplo, los suizos que calefaccionen sus casas a más de 19 grados este invierno, violando las directivas del Gobierno en caso de escasez de gas, podrían enfrentarse a multas y penas de cárcel de hasta tres años

La Unión Europa ya planea hacer cortes programados para pasar el invierno. En Países Bajos, donde el costo de la energía en los hogares del país aumentó a un promedio de 503 euros (513 dólares) en agosto en comparación con los 142 euros (145 dólares) en agosto del año anterior, las personas se vieron obligadas a limitar sus duchas a solo cinco minutos, mientras que Suiza pidió compartirlas. 

Mientras tanto, russiangas1 mantiene la hornalla prendida y, desde su cuenta de Twitch, saluda: "¡Desde Rusia con amor!".