La tasa de desempleo en Alemania cayó el año pasado en 0,4 puntos hasta un 5,7%, el nivel más bajo desde la reunificación del país en 1990, informó la Oficina Federal de Empleo (BA), con sede en Nuremberg.

En la mayor economía de Europa, un total de 2,533 millones de personas estaban registradas como demandantes de empleo, unas 158.000 menos que en 2016, indicó el organismo citado por la agencia alemana de noticias DPA.

Las previsiones del organismo de empleo para los próximos 15 años indican que la situación de falta de mano de obra en la mayor economía de Europa empeorará, ya que 1,5 millones de trabajadores se jubilarán.

En diciembre, la tasa de desempleo alemana se mantuvo en 5,3%, igual valor que el mes anterior, a pesar de una leve suba del número de gente sin trabajo.

En comparación con noviembre, el número de desempleados ascendió a 17.000 personas en el último mes del año hasta situarse en los 2,385 millones.

En la comparación interanual, la cifra de desocupados se contrajo en 183.000 personas.