Ante el anuncio del presidente ruso Vladímir Putin de enviar 300.000 soldados a Ucrania para reforzar su frente, los jóvenes rusos buscan cualquier opción para evitar ser reclutados. No solo rechazaron la medida con movilizaciones en todo el territorio, sino que agotaron los pasajes de avión para escapar de Rusia. Algunos, incluso, pensaron en los métodos más rudimentarios con tal de no ser llamados a combatir: las búsquedas en Google sobre "quebrarse un brazo" y "salir de Rusia"  tuvieron una disparada nunca antes vista.

Google Trends, la página del buscador que releva las consultas de los usuarios en un país dentro de un período determinado, reveló que en la última semana "quebrarse un brazo" escaló hasta el pico máximo de búsquedas cuando días antes del anuncio de Putin la curva era prácticamente una línea horizontal pegada al cero, es decir, casi nula. 

"Cualquier cosa con tal de no ir a la guerra", señaló en Twitter el politólogo estadounidense Ian Bremmer al advertir el crecimiento en Google

Esta tendencia rompió todos los récords luego de que este miércoles Putin adelantara que activaría 300.000 reservistas para controlar la situación en el conflicto con Ucrania, donde el país que lidera Volodímir Zelenski logró recuperar territorios y acentuó la retirada rusa.

"Se trata de los pasos necesarios y urgentes para proteger la soberanía, la seguridad y la integridad territorial de Rusia," y de "apoyar el deseo y la voluntad" de sus "compatriotas de determinar su propio futuro", aseguró el mandatario.

Evolución en la búsqueda de "quebrarse un brazo"

En paralelo, "salir de Rusia" no solo creció en búsquedas, sino que hubo un incremento de exponencial de los precios en pasajes de avión para, justamente, abandonar el país. Además, Turkish Airlines informó que los vuelos de Rusia a Estambul están todos agotados hasta el sábado

Google Trends también mostró que las búsquedas en  Rusia de "Aviasales", un sitio web para comprar boletos de avión en el país, junto con "pasaporte ruso" y "emigración", también se dispararon inmediatamente después del discurso de Putin.

El anuncio, con reglas poco claras sobre a quienes abarcaba específicamente, generó un frenesí entre muchos hombres que pensaron que podrían ser reclutados debido a posteos en redes sociales sobre personas a las que les llegaron citaciones. El Ministerio de Defensa aseguró que “no se convocarán a los estudiantes universitarios ni a los reclutas, sino a quienes ya hayan prestado servicio militar”.

La actitud de las autoridades tampoco se esforzó en calmar las aguas, ya que se difundió un video en el que se muestra a un funcionario ruso encontrando a un civil escondido adentro de una heladera y llevándoselo previo a una inspección en toda su casa. 

Detenciones en Rusia por protestas

Aquellos que no pudieron conseguir un vuelo coparon las calles con protestas contra una movilización de reservistas hacia Ucrania, donde más de 1.300 personas fueron detenidas en unas 40 ciudades de Rusia, informó este jueves una ONG rusa.

La ONG OVD-Info dijo que había menores de edad y periodistas entre los 1.386 detenidos en las revueltas, que se celebraron pese a que la Fiscalía General rusa advirtió que los asistentes a estas marchas podían estar cometiendo un delito.

San Petersburgo es la ciudad con más detenciones, al menos 541, según OVD-Info, una ONG financiada en parte por la Unión Europea (UE), tal como informó la agencia de noticias Europa Press. En la capital, Moscú, las fuerzas de seguridad detuvieron a 509 manifestantes.

Las autoridades rusas castigan con dureza este tipo de movilizaciones, alegando que no cuentan con permiso oficial.

Además, desde el inicio de la invasión sobre Ucrania en febrero, se han endurecido las penas por criticar a las Fuerzas Armadas. Incluso, OVD-Info denunció casos de supuestos abusos policiales y de incomunicación de los sospechosos.