La Asamblea Nacional (AN, Parlamento) de Venezuela eligió como presidente de ese cuerpo a Luis Parra, antiguo miembro del opositor partido Primero Justicia, en un breve debate al que no pudo acceder Juan Guaidó, autoproclamado presidente del país el pasado año, que fue retenido durante horas por la Policía en los alrededores del Palacio Legislativo.

El diputado de mayor edad presente en el hemiciclo ejerció como presidente temporal de la sesión antes de la elección de Parra, lo que el equipo de Guaidó calificó como un "golpe al parlamento" puesto que quienes lo eligieron lo hicieron "sin votos ni quórum".

Antes de la sesión, esperada desde hace meses como un nuevo pulso entre Gobierno y oposición, comenzó con los alrededores del Palacio Legislativo tomados por la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada), que pusieron numerosos controles tanto a Guaidó como a otros diputados que lo acompañaban para el ingreso.

En esos controles retuvieron al hasta ayer presidente de la Asamblea Nacional mientras que tanto los diputados oficialistas como un pequeño grupo opositor, calificados de corruptos por la mayoría de quienes están en contra del Gobierno de Nicolás Maduro, pudieron ingresar sin problemas.

Los gobiernos de Estados Unidos, Brasil y Costa Rica ratificaron su respaldo a Guaidó. Washington expresó su rechazo ante las "acciones desesperadas" para sacar al líder opositor Juan Guaidó de la presidencia de la Asamblea Nacional y calificaron como "una farsa" a la votación que desplazó al autoproclamado "presidente encargado".