La relación entre Reino Unido y Estados Unidos es de "importancia estratégica" y el presidente estadounidense Joe Biden es un "soplo de aire fresco", dijo el jueves el primer ministro británico, Boris Johnson, después de una reunión bilateral antes de la cumbre del G7.

Primer ministro de inglaterra y su relación con Estados Unidos 

En un acto realizado en Carbis Bay, Cornwall, en el suroeste de Inglaterra, Boris Johnson dijo: "No creo que sea una exageración decir que la relación entre el Reino Unido y los EE. UU. (...) es de importancia estratégica para la prosperidad, la seguridad del mundo, para todas las cosas en las que creemos juntos: democracia, derechos los derechos humanos, el imperio de la ley".

Además, en este mismo contexto el primer ministro del Reino Unido aclaró que discutieron una "amplia gama de temas" y que Biden dijo que quería trabajar juntos en temas como la seguridad y la OTAN o el cambio climático. "Es un soplo de aire fresco la cantidad de cosas que quieren hacer juntos", agregó, hablando después de la reunión.

Esto demostró que posicionó a Biden en una posición muy diferente a la de su predecesor, Donald Trump. 

Reino Unido y la salida de la UE

Johnson habló sobre la divergencia entre Londres y Bruselas sobre la aplicación en Irlanda del Norte del acuerdo de salida de Reino Unido de la Unión Europea,  y aseguró que nunca se sintió presionado para resolver problemas  y se mostró optimista sobre una solución.

"Estados Unidos, el Reino Unido y también la Unión Europea quieren proteger el acuerdo [de paz] de Belfast / Viernes Santo y mantener el proceso de paz en equilibrio", aclaró.

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, mencionó que la reunión fue "muy productiva" en la discusión de una serie de temas de cooperación, reafirmando la "relación especial" entre los dos países.

Además, se dio a conocer que abordaron cuestiones de política exterior como Afganistán, China, Irán y Rusia, así como la discusión de un futuro acuerdo comercial entre el Reino Unido y Estados Unidos, dijo el gobierno británico en un comunicado.

Estados Unidos y Reino Unido: nueva carta Atlántica

Los dos firmaron un documento basado en los compromisos y aspiraciones establecidos hace 80 años por los antecesores Franklin D. Roosevelt y Winston Churchill en la Carta del Atlántico, que dio como resultado Naciones Unidas y la OTAN.

El nuevo documento apunta a "una cooperación profunda en democracia y derechos humanos, defensa y seguridad, ciencia e innovación y prosperidad económica, con renovados esfuerzos conjuntos para abordar los desafíos planteados por el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y las amenazas emergentes para la salud".

Según indicó Joe Biden, la Carta fue revisada para incluir "desafíos clave de este siglo".

Además de un intercambio de obsequios, los dos líderes estuvieron acompañados por unos momentos por sus respectivas esposas, Jill Biden y Carrie Johnson, en la playa contigua al hotel donde se realizará la Cumbre del G7.

Vestimenta de la Primera Dama 

La Primera Dama de Estados Unidos apareció vestida con un abrigo con la palabra "AMOR" bordada en la parte superior de la espalda, que justificó como símbolo del "amor" que ella y el Presidente trajeron de América.

La cumbre del G7 tendrá lugar entre el viernes y el domingo y reunirá, por primera vez en dos años, a los líderes de los países del G7 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido) y la Unión Europea.

Bajo la presidencia rotatoria del Reino Unido, para esta edición se invitó al secretario general de la ONU, António Guterres, y los líderes de Australia, Sudáfrica, Corea del Sur e India, pero estos últimos intervendrán por videoconferencia.