La canciller peruana, Cayetana Aljovín, aseguró que una posible destitución del presidente Pedro Pablo Kuczynski, impulsada por la oposición en el Congreso, complicaría la Cumbre de las Américas programada para abril en Lima. Mañana Kuczynski, de 79 años, irá al Parlamento junto a su abogado para intentar convencer a los legisladores de que no lo remuevan del cargo en el segundo intento por destituirlo en tres meses por su presunta "incapacidad moral permanente", debido a sus supuestos nexos con la constructora Odebrecht mientras era funcionario hace más de una década.

La canciller dijo a la televisora local ATV que la invitación a la Cumbre la realizó Kuczynski "y si después aparece otro presidente, seguramente habría ciertas complicaciones... sí complicaría la Cumbre de las Américas". Según la ley, si Kuczynski es destituido lo reemplazaría el primer vicepresidente Martín Vizcarra, actual embajador en Canadá.

Una posible destitución impediría que Kuczynski represente a Perú durante la Cumbre que tendrá lugar en Lima el 13 y 14 de abril y para la cual ha confirmado su participación el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Aún existe incertidumbre sobre si la oposición podrá reunir el jueves los 87 votos necesarios para destituir al mandatario.