A pesar de que el derecho a asilo está suspendido en Grecia desde marzo debido a la pandemia del coronavirus , los refugiados siguen llegando a la superpoblada isla de Lesbos, donde dos de las últimas personas en llegar desde las costas de Turquía dieron positivo al test.

Los dos migrantes se encuentran en el campo provisional de Megala Therma, cerca de Eftalou, alquilado por el ministerio de Migración como centro para poner en cuarentena a las personas que arriban a la isla y que actualmente aloja a 70 solicitantes de asilo que han llegado a lo largo de la última semana.

Los dos casos se detectaron en una muestra aleatoria realizada por el organismo nacional de salud, EODY, entre nueve de este grupo. Ambos no presentaban síntomas y permanecerán en esa instalación, pero separados del resto. Está previsto que se tomen pruebas al resto de los migrantes, así como a policías y guardacostas que han tenido contacto con ellos.

Hasta ahora no se había registrado ningún caso de coronavirus en las islas griegas, cuyos campamentos acogen a cerca de 40.000 solicitantes de asilo, casi la mitad de ellos hacinados en el de Moria, cuyas desbordadas instalaciones en Lesbos fueron diseñadas para acoger a tres mil.

Varias ONG han denunciado el alto riesgo de propagación de la epidemia en el campo de Moria, cuyas condiciones de vida son terribles: viven hacinados en tiendas y más de cien personas comparten lavabo y ducha. Y solo hay tres médicos para los casi 20.000 habitantes. Por no hablar de que el único hospital en Lesbos está desbordado.

La Unión Europea se resiste a evacuar los campos del mar Egeo, a pesar de las advertencias sobre el potencial catastrófico de un brote infeccioso. El Gobierno, por su parte, ha empezado el traslado de cerca de 2.500 personas vulnerables a la parte continental.

Los solicitantes de asilo, que llegaron en dos barcos el 6 y el 10 de mayo, fueron los primeros en llegar a Grecia por mar en más de un mes, ya que las autoridades griegas intensificaron la vigilancia fronteriza debido a la pandemia y las salidas de Turquía disminuyeron.Todos deben pasar una cuarentena de un mínimo de 14 días.