Agentes de la Policía Nacional de España, en colaboración con el FBI, detuvieron en la provincia de Málaga a Joseph James O'Connor, un ciudadano británico reclamado por EEUU como presunto responsable de una intrusión ilegítima en 130 cuentas de Twitter.

"Entre sus víctimas se encuentran varias personalidades relevantes del ámbito político y económico de EEUU, tales como el actual presidente de Estados Unidos, Joe Biden, el expresidente Barack Obama, o el fundador de Microsoft Bill Gates", destaca la Policía Nacional en un comunicado​​​.

El hackeo, llevado a cabo en 2020, también afectó a las cuentas del exalcalde de Nueva York, Mike Bloomberg, o magnates como Jeff Bezos, director ejecutivo de Amazon y Elon Musk, CEO de Tesla.

Según el relato de la acusación estadounidense, el arrestado pretendía usar el hackeo de los perfiles públicos para arrastrar a sus millones de seguidores hacia una estafa en la que se ofrecían pagos con Bitcoins.

Además de asaltar cuentas de Twitter, la denuncia presentada por las autoridades estadounidenses en un tribunal de Carolina del Norte también acusa a O'Connor de hacerse con el control de perfiles en Tik-Tok y Snapchat, según revela la agencia Associated Press.

La nota difundida por la Policía Nacional de España explica que también se le imputan dos delitos contra el orden público por 'swatting', una práctica que consiste en dar un falso aviso sobre la comisión de un delito grave en un domicilio para que en él irrumpan las unidades de élite de la policía estadounidense (SWAT), lo que en ocasiones dio lugar a intervenciones con víctimas mortales.

La investigación contra este individuo en España se inició en abril de 2020 cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de un grupo de ciberdelincuentes dedicados a cometer estafas en la red.

La agregaduría del FBI en Madrid informó a la Policía Nacional de que también estaban investigando a este grupo delictivo en el que estaría presuntamente implicado el individuo de origen británico.

Lo agentes detectaron el domicilio del investigado, situado en una urbanización del municipio malagueño de Estepona, un destino habitual del turismo del lujo en la Costa del Sol.

Una vez localizado, los agentes españoles pusieron en marcha un dispositivo en colaboración con el FBI para proceder a su detención y registrar su domicilio, donde fue incautado material informático.

Este jueves, la Audiencia Nacional de España acordó el ingreso en prisión provisional de O'Connor mientras se resuelve su proceso de extradición, que deberá ser decidido por los magistrados españoles después de que el detenido manifestara su negativa a ser enviado a EEUU, según señalaron a Sputnik fuentes judiciales.

Fuente: Sputnik