La policía de Hong Kong confirmó la detención de siete individuos sospechosos de violar la nueva ley de seguridad nacional.

"Hasta el momento, 7 personas de entre 39 y 72 años han sido detenidas bajo sospecha de infracciones de la ley de seguridad nacional. Las ofensas incluyen colusión con un país extranjero/elementos externos para poner en peligro la seguridad nacional, artículo 29 de la ley. La investigación está en marcha", tuiteó el ente.

Por la mañana, los medios hongkoneses informaron de la detención del empresario y activista prodemocracia Jimmy Lai que, según la cadena RTHK, es uno de los siete arrestados.

Para el redactor jefe del periódico Global Times, Hu Xijin, este arresto "refleja que el gobierno de la RAEHK [Región Administrativa Especial de Hong Kong] no se dejó intimidar por las sanciones estadounidenses, que en realidad están empujando a los funcionarios públicos hongkoneses más hacia Beijing". "En el futuro, las sanciones también empujarán los corazones y las mentes de toda la sociedad de Hong Kong a China continental, promoviendo la unidad de China", publicó Hu en Twitter.

La nueva ley de seguridad nacional para Hong Kong, promulgada a fines de junio pasado, penaliza los actos de subversión, terrorismo, secesión, conspiración con influencia extranjera y otros que amenacen la seguridad del territorio.

Los detractores de esa ley en Hong Kong y en Occidente la atribuyen al deseo de Beijing de reforzar el control sobre la región autónoma.

China por su parte rechazó cualquier crítica contra la nueva ley de seguridad y sostuvo que los temas relativos a Hong Kong son un asunto interno.