Doce personas fueron detenidas en Israel durante las protestas registradas contra el primer ministro, Benjamin Netanyahu, por las acusaciones por corrupción que pesan sobre él y por la gestión de las autoridades de la pandemia de coronavirus.

La protesta principal tuvo lugar en la plaza París de Jerusalén, donde cerca de 5.000 personas se concentraron para protestar contra 'Bibi', según informó la Policía, que precisó que un total de doce personas fueron detenidas.

Entre los detenidos figuran miembros de un grupo de personas simpatizantes de Netanyahu que acudieron a la zona y habrían agredido a varios manifestantes cuando se retiraban de la plaza París, según el diario The Times of Israel.

Las fuerzas de seguridad intervinieron dos horas después de que se venciera el permiso para la protesta.

"La Policía actuará para permitir a todo el mundo su libertad de expresión y protesta, pero junto a eso, no permitirá que se altere el orden público", advirtió un vocero policial en un comunicado publicado tras la manifestación.

Las protestas se replicaron además en Tel Aviv, Cesarea y otros puntos del país, en el marco de la creciente oposición a Netanyahu, que se traduce en una serie de manifestaciones cada vez más multitudinarias durante las últimas semanas.

Estas movilizaciones han estado centradas en torno a las acusaciones por corrupción contra el primer ministro, pero en las últimas jornadas se sumó el cuestionamiento al manejo sanitario de la pandemia y por la grave crisis económica en la que se encuentra sumido el país.