Ghislaine Maxwell, exnovia y colaborada del fallecido financiero de de Estados Unidos Jeffrey Epstein, fue detenida por el FBI en New Hampshire, investigada por múltiples agresiones sexuales a menores.

Maxwell está acusada de estar involucrada en sus supuestos delitos sexuales, según confirmaron las autoridades de EE.UU.

La expareja de Epstein ayudaba al magnate a captar adolescentes de bajos recursos en la mayoría de los casos, para tener sexo con personas importantes del ambiente, incluido él, a cambio, les ofrecían educación, dinero y trabajo, según informaron las denunciantes.

Epstein cae en prisión acusado de crear una red de tráfico sexual de menores. A un mes del encierro en una cárcel de Nueva York, se ahorcó en su celda en agosto del 2019, lo que llevó a cerrar el proceso penal aunque se mantienen abiertas otras pesquisas por la vía civil, informa el diario digital El Periodico.

Las víctimas de Epstein, amigo de presidentes como  Donald Trump, Bill Clinton o de príncipe Andrés, solicitaron en varias oportunidades la detención de Maxwell por ser quién ayudó al magnate realizar estas actividades delictivas.

Maxwell estaba prófuga de la justicia desde el arresto del financiero estadounidense, en 2019. Era quien ayudaba a Epstein a gestionar sus propiedades y lo introdujo en círculos de la alta sociedad en los que se encontraban celebridades y ejecutivos de negocios, informó el medio La Vanguardia.