Estados Unidos entrará en recesión en 2023, una vez que la Reserva Federal de EE.UU. (Fed, por sus siglas en inglés) eleve las tasas de interés ante la creciente inflación, sostiene un informe de los economistas David Folkerts-Landau y Peter Hooper, del Deutsche Bank, citado por Bloomberg.

"Se espera que la economía de EE. UU. reciba un gran golpe por el endurecimiento adicional de la Fed a fines del próximo año y principios de 2024", señalaron los expertos de la entidad financiera alemana, que prevén que el banco central de EE.UU. aumentará las tasas en 0,5 puntos porcentuales en sus próximas tres reuniones, y que para mediados de 2023 superará el 3,5 por ciento.

“Ya no vemos a la Fed logrando un aterrizaje suave. En cambio, anticipamos que un endurecimiento más agresivo de la política monetaria empujará a la economía a una recesión”, escribieron en el informe economistas de Deutsche Bank .

Expectativas

Folkerts-Landau y Hooper detallaron que el actual rango-objetivo de la Fed es de 0,25% a 0,5%, luego de que el mes pasado tuviera que aumentarlo desde un nivel cercano a cero. También vaticinan que para finales del próximo año la Reserva Federal reducirá la cantidad de activos en casi 2 billones de dólares, de los 8,9 billones de dólares actuales, lo que equivale a tres o cuatro aumentos adicionales de 0,25 puntos porcentuales.

Los economistas predicen que para el verano de 2023 las acciones del mercado de valores de EE.UU. caerán en 20%, y que el rendimiento de los bonos a 10 años del Tesoro del gobierno estadounidense aumentará hasta llegar a 3,3% en ese año. Según el pronóstico de la compañía financiera, el desempleo en Estados Unidos subirá a 4,9% en 2024. Hasta el mes pasado, la tasa de desempleo era de 3,6 por ciento.

“Lo más preocupante, especialmente en EEUU, son los indicios de que los factores subyacentes de la inflación se han ampliado, emanando de unas condiciones muy restrictivas del mercado laboral y extendiéndose a bienes y servicios”.

“La psicología de la inflación ha cambiado significativamente, y aunque las expectativas de inflación a largo plazo aún no se han desanclado, corren cada vez más riesgo de hacerlo”, precisan estos expertos.

Más advertencias

Otras voces relevantes adviertieron recientemente sobre la probabilidad creciente de una recesión en EEUU. Por ejemplo, el economista jefe de Moody’s Analytics, Mark Zandi, dijo a la cadena CNN que hay al menos una posibilidad entre tres de que se produzca una recesión en los próximos 12 meses. “Los riesgos de recesión son incómodamente altos, y siguen subiendo”, dijo Zandi.

Goldman Sachs señaló de manera similar que las posibilidades de recesión han subido hasta un 35 por ciento.

Mientras que el director ejecutivo de JPMorgan Chase, Jamie Dimon, en su carta anual a los accionistas escribió que “la guerra en Ucrania y las sanciones a Rusia, como mínimo, desacelerarán la economía global, y fácilmente podría empeorar”, recordando que el embargo petrolero de 1973 disparó los precios de la energía se dispararon y éstos empujaron al mundo a la recesión.