Diputados franceses solicitaron que su país le conceda un "asilo político" al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, para evitar su posible enjuiciamiento en Estados Unidos si es extraditado desde Reino Unido.

Un proyecto de resolución fue firmado por cuarenta parlamentarios de todos los sectores para afirmar que " Francia no puede quedarse callada" frente a la suerte del australiano, "víctima de un ensañamiento judicial, pero que en realidad es político" por parte de Washington.

El texto fue firmado por muchos legisladores de la izquierda, pero también de la mayoría gubernamental y algunos de la derecha más conservadora.

Naturalización

François Ruffin (de Francia Insumisa, extrema izquierda), uno de los patrocinadores de la iniciativa, instó en conferencia de prensa a que "este luchador por la verdad sea liberado"; mientras que Jean Lassalle (centroderecha) destacó el carácter "doloroso y dramático pero también excepcional" de su situación.

Entre los firmantes también se encuentra el líder del Partido Comunista y candidato presidencial, Fabien Roussel, destacó la agencia de noticias AFP.

El líder de Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, candidato a las elecciones presidenciales de 2022 y seguidor de Assange, afirmó que si resultaba electo, "lo haría naturalizarse" francés.

"Solamente Francia puede salvar a Julian", lanzó por su parte, su padre, John Shipton, quien viajó expresamente a París para agradecer "la ayuda y el apoyo" de los diputados franceses.

Acusación

La abogada Stella Morris, con quien Assange tuvo dos hijos durante su refugio en la embajada de Ecuador en Londres, también viajó para afirmar que la vida del fundador de WikiLeaks "está en peligro".

El fundador de WikiLeaks fue detenido por la policía británica en abril de 2019, tras haber pasado siete años recluido en la sede diplomática, donde se refugió cuando estaba en libertad bajo fianza.

El gobierno de Estados Unidos lo responsabiliza por 18 cargos relacionados con la divulgación por WikiLeaks en 2010 de 500.000 documentos secretos,