El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reunió con el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, de forma sorpresiva en la mañana del domingo, tras la su paso por la cumbre del G-20 en Japón. El encuentro se dio en la zona desmilitarizada de la frontera intercoreana y volvió a abrir la esperanzas sobre la reapertura del diálogo entre ambos países.

Trump arribó a Corea del Sur para realizar una visita oficial y reunirse en Seúl con el mandatario de aquel país, Moon Jae-in, y enseguida se difundió la noticia del encuentro con Kim. A las 13.30 hora local (1.30 de Argentina), el presidente norteamericano confirmó que partía rumbo a la zona desmilitarizada (DMZ) de las dos Coreas para ver al líder del Norte, según informó la agencia de noticias EFE.

"Voy a hacer una declaración muy breve, porque nos vamos a la DMZ donde me voy a reunir con el líder supremo Kim Jong-un", anunció Trump en una rueda de prensa. Minutos después, abandonó el edificio Freedom House, ubicado al sur de la Zona de Seguridad Conjunta (JSA), mientras que Kim se aproximó desde el pabellón Panmungak, el lado norte de la JSA, y se dirigió a la línea de demarcación militar (MDL), donde le esperaba Trump.

"Me alegro de verle de nuevo. No esperaba verle jamás en este lugar", sostuvo el líder norcoreano tras saludarse con un apretón de manos. Luego, Trump cruzó la línea fronteriza divisoria y se convirtió en el primer presidente de Estados Unidos en pisar el territorio de Corea del Norte.

Enseguida volvieron a la franja sur de la JSA y mantuvieron una reunión a puertas cerradas que duró unos 50 minutos. Luego, dieron declaraciones a la prensa. "Se trata un momento histórico que pretende poner fin al conflicto en la península", dijo Kim, y calificó el gesto de Trump como "valiente". Kim también saludó al presidente surcoreano, Moon Jae-in, quien acudió a la frontera.

El presidente estadounidense aseguró que "están pasando cosas muy positivas" en la península a raíz del acercamiento entre Washington y Pyonyang iniciado el año pasado, y anunció que "en las próximas dos o tres semanas van a empezar a trabajar los equipos" con el fin de avanzar en el debate sobre el proceso de desnuclearización del país asiático, lo cual implica dejar atrás los desacuerdos sobre este tema.

Tras el encuentro, Trump publicó en su cuenta de Twitter: "Dejando Corea del Sur luego de una maravillosa reunión con el presidente Kim Jong-un. Me paré en el suelo de Corea del Norte, una declaración importante para todos, y un gran honor".

Hasta hoy, las conversaciones bilaterales sobre desnuclearización estabas congeladas producto de los contrapuntos entre Washington y Pyongyan sobre los paso a seguir para concretar la desnuclearización del país comunista. 

Trump también quitó peso a unas recientes pruebas de misiles realizadas por Corea del Norte, argumentando que se trató de proyectiles de corto alcance "que cualquier país prueba con regularidad", y dijo que de momento no se va a levantar ninguna las sanciones que pesan sobre el régimen de Pyonyang.

Ver más productos

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos