Dos tercios de los ciudadanos estadounidenses aprueban actualmente la adopción de leyes más severas de control de armas, según un sondeo difundido este martes, pocos días después de un tiroteo que causó la muerte de 17 personas en una escuela del estado de Florida.  

La tragedia de la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas High School de Parkland, Florida, el 14 de febrero, indignó a numerosos estadounidenses y motivó a estudiantes a lanzar campañas en favor de un mayor control en la tenencia de armas por ciudadanos particulares. 

Según una encuesta de la Universidad de Quinnipiac realizada a nivel nacional, 66% de los estadounidenses son partidarios de leyes más severas, contra 31% que se pronunciaron en sentido contrario. 

Es “el mayor nivel de apoyo” a medidas de este tipo registrado desde 2008, cuando comenzaron a realizarse sondeos al respecto. 

La encuesta también encontró que un 50% de los propietarios de armas respaldan la adopción de una legislación más restrictiva, contra 40% que lo rechazan.  

Aquellos que “piensen que los estadounidenses no se inmutan ante estos tiroteos masivos deberán cambiar de opinión”, comentó el subdirector de encuestas de Quinnipiac Tim Malloy en un comunicado. 

"El apoyo a leyes más severas sobre el acceso a las armas creció 19 puntos en poco más de dos años”, añadió, refiriéndose a un sondeo de diciembre de 2015. 

Por afinidades políticas, la encuesta señala que 86% de los demócratas son partidarios de una legislación más dura, contra 34% de los republicanos.