A la espera de conocer los detalles finales de la propuesta de reforma tributaria que el presidente Donald Trump presentará mañana, algunas fitraciones generaron nervios en los mercados, provocando caídas de hasta 100 puntos en el índice Dow Jones.

Temas como posibles cambios en las contribuciones a los planes de pensiones ya pusieron en alerta a los inversores y ahora la posibilidad de que la rebaja del impuesto de sociedades no sea inmediata causó aún más tensiones en el sector empresario y bursátil.

Según adelantó la agencia Bloomberg, los redactores en el Congreso del plan fiscal de los republicanos plantean que la reducción del impuesto de sociedades, que actualmente se sitúa en el 35% y que la Casa Blanca y los líderes republicanos en el Capitolio buscan reducir hasta el 20%, sea gradual y que se alcance dicha meta en los próximos 5 años.

Un miembro del Comité de Medios y Arbitrios de la Cá- mara de Representantes, órgano encargado de redactar los detalles de la reforma, dijo que esta posibilidad estaba sobre la mesa aunque todavía no se había tomado una decisión final al respecto.

Bajo dicha propuesta, el impuesto de sociedades se reduciría gradualmente en tres puntos porcentuales a partir de 2018 hasta alcanzar el 20% en 2022.

Según las estimaciones de la Tax Foundation, un think tank con sede en Washington, el costo fiscal de la rebaja de 15 puntos porcentuales en el impuesto de sociedades puede llegar a ser de hasta 1,6 billones de dólares en la próxima década. Aunque consideran que si la implementación fuera en forma gradual, dicho costo fiscal sería sensiblemente menor.

Los líderes republicanos creen que todas las propuestas fiscales que no puedan equilibrarse de alguna forma con otros ingresos para evitar así incrementar el déficit a largo plazo, tendrán que dejarse a un lado y no serán permanentes.

Es lo que señala el reporte de Bloomberg, que ejemplifica como la propuesta de presupuesto aprobada en el Senado y respaldada en el Congreso permite incrementar el déficit en 1,5 billón de dólares en los próximos 10 años. Aún así, pese a contar con este margen, los republicanos fiscalmente conservadores buscan fórmulas para que el impacto sea menor.

Recordemos que inicialmente Trump apostó por reducir el impuesto de sociedades hasta el 15%, un nivel que muchos consideraron insostenible. Tras dar su brazo a torcer y negociar una rebaja hasta el 20%, la Casa Blanca ha defendido que esta rebaja ayudará a impulsar el crecimiento económico por encima del 3%, e incluso alcanzando el 5%, lo que amortiguaría el coste del plan.

Además, el Consejo Económico de Trump, señaló recientemente en un estudio que la rebaja del impuesto de sociedades incrementará los ingresos anuales medios en al menos 4.000 dólares, cifras que muchos expertos ya han puesto en duda.

  • Imputan a ex jefe de campaña por el Rusiagate

Paul Manafort, el ex jefe de campaña del presidente estadounidense Donald Trump, fue imputado por conspiración contra Estados Unidos y lavado de dinero, y se le impuso prisión domiciliaria, dentro de las investigaciones sobre la presunta colusión con Rusia en los comicios de 2016, que el mandatario volvió a negar.

Además, un ex asesor del presidente, George Papadopoulos, se declaró culpable por haber ocultado información a los investigadores del FBI sobre los lazos de la campaña con Rusia.

El abogado Manafort y su socio Rick Gates fueron inculpados por 12 delitos cometidos mientras el influyente abogado dirigía la campaña presidencial, pero se declararon inocentes de todos esos cargos al comparecer ayer ante la jueza Deborah A. Robinson de la Corte del Distrito de Columbia.

Los abogados del Gobierno consideraron que Manafort y Gates podrían fugarse ante la gravedad de los cargos en su contra y, por ello, pidieron a la magistrada que los ponga bajo régimen de arresto domiciliario con permiso solo para ver a sus abogados y para acudir a citas médicas, pedido a los que la jueza accedió más tarde.