El presidente de Colombia, Iván Duque, anunció que convocará a un diálogo nacional tras una semana de paro y protestas en todo el país que han dejado varios muertos a manos de la policía, acusada por organismos internacionales de violaciones a los derechos humanos.

"Quiero anunciar que instalaremos un espacio para escuchar a la ciudadanía y construir soluciones orientado a estos propósitos, en los cuales no deben mediar diferencias ideológicas sino nuestro más profundo patriotismo", dijo Duque en una alocución transmitida en streaming.

La oferta se produjo luego de que el Presidente aceptara la renuncia del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, en medio una serie de protestas masivas que se realizan desde el pasado miércoles en rechazo a un proyecto de reforma tributaria que, ante las manifestaciones, fue retirado por el Gobierno el domingo.

Además, anunció que designó en la cartera a José Manuel Restrepo, quien ocupa actualmente el Ministerio de Comercio y quien, aseguró, tiene una "enorme vocación de servicio al país". En la tarde del lunes, el Ministerio de Hacienda informó en un comunicado que "tras una reunión cordial con el señor presidente de la República, Iván Duque, el doctor Alberto Carrasquilla le anunció su renuncia al cargo de ministro de Hacienda y Crédito Público a partir de la fecha".

La salida de Carrasquilla se da luego de que el domingo Duque anunciara el retiro del proyecto de reforma tributaria que el Gobierno radicó en el Congreso el pasado 15 de abril y que derivó en una ola de manifestaciones que aún se mantiene en el país, aunque de manera más apaciguada.

El Gobierno sostiene que la reforma tributaria, que empezaría a regir desde enero de 2022, era necesaria para pagar las deudas adquiridas para el manejo de la pandemia, reducir el déficit fiscal y mantener el grado de inversión.

Con dicha iniciativa el Ejecutivo esperaba recaudar 23,4 billones de pesos (6.400 millones de dólares), para lo cual planteaba imponer fuertes tributos a la clase media, como Impuesto al Valor Agregado (IVA) para los servicios públicos, cargar con impuestos varios productos de la canasta básica y ampliar la base de trabajadores que debían pagar tributos, así como también imponer aranceles a algunas pensiones

Ante el anuncio, los colombianos salieron a las calles a protestar de forma masiva contra la propuesta de Reforma Tributaria del Gobierno sin importarles que el país atraviesa por el peor pico de contagios de la pandemia por COVID-19, que en la última jornada dejó 490 muertes.

La situación en Colombia provocó el interés de grupos internacionales como Amnistía Internacional y la organización no gubernamental WOLA (Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos, por su sigla en inglés) que instó al Gobierno de Estados Unidos a unirse a la preocupación internacional por el uso excesivo de la fuerza policial en ciudades de Colombia.

"Estados Unidos no puede permanecer en silencio por más tiempo frente a las vidas de colombianos en juego", afirma WOLA en un comunicado.

Además, reclamó al Gobierno de Estados Unidos que se una al creciente clamor de voces internacionales que expresan su profunda preocupación por lo que ocurre en Colombia.

WOLA, que se presenta en su web como una "organización líder en investigación e incidencia que promueve los derechos humanos en las Américas", informó que ha estado recibiendo denuncias de uso excesivo de la fuerza policial en varias ciudades colombianas.