El déficit comercial de Estados Unidos aumentó en julio a su nivel más alto desde 2008, año en que se dio el quiebre de la burbuja inmobiliaria, y con el incremento récord en las importaciones, el tercer trimestre de 2020 no muestra resultados favorables para la consolidación de una recuperación. En tanto, la asistencia por desempleo cayó más de lo previsto, pero tampoco logra afianzar el sendero. 

Mientras la carrera electoral por la Casa Blanca tiñe el escenario a corto y largo plazo para la economía norteamericana en recesión por el impacto de la pandemia de coronavirus, el Departamento de Comercio informó este jueves que la brecha comercial se amplió una vez más en un 18,9% a 63.600 millones, la cifra más alta reportada desde julio de 2008. Economistas consultados por agencia Reuters habían previsto que el déficit se ahondara a 58.000 millones de dólares, por lo que la crisis aun muestra coletazos. 

En tanto, la carta que intenta mostrar la administración de Donald Trump sigue siendo la baja en las solicitudes por asistencia de desempleo. El número de personas que inició la gestión por el beneficio estatal se redujo más de lo previsto la semana pasada, pero siguió siendo "extraordinariamente alto" en medio de señales que dan cuenta que la recuperación del mercado laboral "estaría perdiendo fuerza".

Así, los pedidos iniciales de ayuda totalizaron una cifra desestacionalizada de 881.000 en la semana al 29 de agosto, desde los 1,011 millones de la semana previa, puntualizó el Departamento del Trabajo. 

En la actualidad el total de asciende 13,3 millones de estadounidenses quienes se encuentran recibiendo los montos.

En el nuevo reporte, el Departamento del Tesoro inauguró cambios en la metodología para abordar las fluctuaciones estacionales de los datos, alentado por economistas que desconfiaban de los mecanismos anteriores. 

En consecuencia, los resultados ratifican que el mercado laboral "sigue luchando" para recuperarse de los cierres de comercios de los seis meses transcurridos desde el inicio de la pandemia en marzo.