El gobierno de Estados Unidos suavizó su demanda de que China reduzca los subsidios industriales como condición para lograr un acuerdo comercial.

Según informó la agencia Reuters, esto marca un retroceso de EEUU respecto a uno de sus objetivos centrales en las negociaciones comerciales.

El presidente de EEUU, Donald Trump, expresó su disposición para reunirse con el líder chino, Xi Jinping, dentro de unas semanas si se logra un acuerdo comercial. Al mismo tiempo, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, señaló que los funcionarios de Estados Unidos y China lograron progresos en muchos asuntos clave en las negociaciones comerciales.

Mientras tanto, los subsidios para las compañías estatales se convirtieron en uno de los obstáculos más significativos en las negociaciones comerciales entre los dos países. Washington argumentó que Beijing estaba socavando los cimientos de la competencia subvencionando las empresas nacionales, lo que viola las obligaciones asumidas por China al unirse a la Organización Mundial de Comercio (OMC).

China, a su vez, se negó categóricamente a cambiar la política industrial y declaró que EE.UU. no debería interferir en sus asuntos internos. Teniendo en cuenta que es poco probable que el gigante asiático acepte sus condiciones, Washington prefirió centrarse en otros temas importantes para la interacción comercial entre los dos países, según Reuters.

Según Li Kai, experto de la Universidad de Finanzas de Shanxi de China, durante 40 años de la reforma económica china, muchas empresas locales lograron crecer gracias al apoyo del Gobierno.

"Creo que EEUU cedió en este asunto no solo porque las autoridades chinas fueron duras al respecto, sino también porque se dieron cuenta de que su posición no estaba suficientemente fundamentada".

"Es extremadamente difícil llegar a un consenso. Si EEUU hace concesiones, y este problema se resuelve, podremos decir que las negociaciones están a punto de concluir", resaltó.

Además, es posible que Washington se haya dado cuenta de que, sin una regulación estatal de la economía china, es imposible satisfacer otros requisitos estadounidenses.

Por ejemplo, los planes para reducir el desequilibrio comercial se implementarán principalmente debido a un aumento de las compras de productos estadounidenses por parte de las compañías chinas. En un mercado completamente libre es muy difícil hacer cumplir esta directiva estatal.

Otro requisito, el de mantener la tasa de yuanes en un nivel estable, también implica la intervención de los reguladores financieros.

Finalmente, la política de EE.UU. de restringir la exportación de productos de alta tecnología a las compañías chinas, motivada por el temor al robo de la propiedad intelectual, también empuja involuntariamente a Beijing a desarrollar su propia investigación. Y este proceso requiere un apoyo estatal.

Actualmente, en un ambiente de concesiones mutuas, está cada vez más claro el futuro del acuerdo. Además, hay avances en otro tema controvertido de las negociaciones comerciales: la creación de un mecanismo para monitorear la implementación de los acuerdos.

Ver más productos

El 28 comenzará la campaña "Si se puede" en Barrancas de Belgrano.

Marcha del #SíSePuede, la maratón proselitista de Mauricio Macri

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos