El embajador de Estados Unidos en Brasil, Todd Chapman, alertó al Gobierno brasileño sobre posibles "consecuencias" si fuera autorizada la tecnología china de Huawei en la red de 5G del país, cuya subasta está prevista para el próximo año.

"Diría que no habrá represalias, pero sí consecuencias. Cada país es responsable por sus decisiones", afirmó en una entrevista publicada por el diario O Globo.

En ese sentido, el embajador estadounidense sugirió que la presencia de Huawei podría comprometer futuras inversiones por parte de empresas estadounidenses ante el temor de que sus secretos de propiedad intelectual sean violados.

Para Chapman, la selección de los proveedores de 5G no es una cuestión comercial para Estados Unidos, sino un asunto de "seguridad nacional": "Primero, la información no estará segura. En cualquier momento el Gobierno chino podrá pedir a Huawei que la información sea mandada para ellos", subrayó Chapman.

La subasta del 5G ha generado gran interés internacional y se ha convertido en un nuevo capítulo de las tensiones entre Estados Unidos y China.

El vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao, afirmó que será difícil dejar fuera de la subasta a Huawei, aunque reconoció que habrá un aumento de las presiones en ese sentido a medida que se acerquen las elecciones presidenciales de Estados Unidos.