El Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia dijo estar dispuesto a pactar un nuevo cese al fuego en las negociaciones de Quito, Ecuador, y reclamó la presencia de los delegados del gobierno pese a la decisión del presidente Juan Manuel Santos de suspender el inicio de la quinta ronda de negociaciones de paz por los recientes atentados guerrilleros.