La economía de los Estados Unidos podría reactivarse, tras la grave crisis generada por la pandemia del coronavirus, durante el verano boreal, según estimó el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

"Creo que conforme comencemos a reabrir la economía en mayo y junio se va a ver que la economía se recupera en julio, agosto y septiembre", dijo Mnuchin en la cadena de televisión Fox News.

"Estamos poniendo una cantidad sin precedentes de ayuda fiscal en la economía -agregó-. Se van a ver billones de dólares en la economía y creo que esto va a tener un impacto significativo" agregó.

EE.UU. ha aprobado ya cuatro paquetes de rescate económico por valor de casi 3 billones de dólares, aunque la Oficina de Presupuesto del Congreso proyectó el viernes que el déficit fiscal del país se triplicará hasta los 3,7 billones de dólares, mientras que el desempleo alcanzará el 16 % debido a la crisis del COVID-19.

Consultado sobre esa predicción, Mnuchin indicó que la situación actual no tiene precedentes: "Hemos cerrado la economía y vamos a reabrirla, esta no es la crisis financiera", en referencia a la de 2008.

Y no descartó que en el futuro se destinen paquetes de estímulo para asistir estados y ciudades.

"Si necesitamos gastar más dinero lo haremos, y solo lo haremos con apoyo bipartidista", es decir, con el respaldo del Partido Demócrata y del Republicano, destacó el secretario del Tesoro.

Algunos gobernadores, como el de Nueva York, Andrew Cuomo, al frente del estado más afectado por la pandemia, han criticado al Gobierno federal por no proporcionar ayuda adicional a los Ejecutivos estatales y locales, mientras que el jefe de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, se opone a los rescates a estados y ha sugerido que la opción es que se declaren en bancarrota.

Protección

La doctora Deborah Birx, coordinadora del grupo de trabajo de la Casa Blanca de Covid-19, apuntó que las medidas de distanciamiento social se prolongarán durante todo el verano en EEUU, pese a que algunos estados ya han comenzado a reactivar su economía.

"Continuamos siguiendo esto muy de cerca, pero ahí es donde nos llevan las proyecciones, está muy basado en (lo que pasa en) Detroit y Luisiana y en otros grupos, y luego miras Seattle, que nunca ha alcanzado el pico y nunca ha tenido un brote grande, y tratamos de comprender qué podemos hacer como público; el distanciamiento social estará con nosotros a lo largo del verano para garantizar que nos protegemos", dijo Birx en la cadena de televisión NBC.

Birx explicó que para hacer sus modelos el grupo de trabajo de la Casa Blanca ha dejado de emplear proyecciones hechas con datos a nivel global para centrarse más en la información que les llega de cada brote por separado en EEUU.

En los últimos días, varios estados del país, como Georgia, han comenzado a aliviar las medidas de distanciamiento social y a reactivar su economía.