Europa atraviesa una segunda ola de aumento de contagios por el coronavirus (Covid-19), por lo que varios mandatarios han optado endurecer las restricciones para evitar la progacación de virus. Toques de queda en nuevas regiones de Francia e Italia y el reconfinamiento de Gales, sumado limitaciones en otras zonas del Reino Unido y de España son sólo algunas de las medidas para paliar este "momento crítico", según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En este contexto, economistas alemanes manifestaron su preocupación por el impacto de la pandemia en temas como el desempleo, la prestación de servicios y los trabajos temporales, además de la inminente llegada del invierno en el hemisferio norte. 

La economista jefa del grupo bancario estatal de fomento KfWFritzi Köhler-Geib, explicó a la agencia de noticias DPA que el repunte coyntural podría verse "frenado" sustancialmente hasta la primavera (boreal) y estimó  que  el desempleo podría "estancarse" y "empeorar" si las cosas "van mal".

"Los riesgos asociados al empleo son altos en los sectores de la economía relacionados con la atención al cliente", indicó Köhler-Geib. 

Para la economista, el otoño e invierno boreal volverán a ser una dura prueba, especialmente para los sectores de la hotelería y gastronómico, así como parte del comercio minorista y el sector de la cultura. En tanto, Marc Schattenberg, economista del Deutsche Bank, consideró que "la situación es dura especialmente para el sector de la prestación de servicios".

Economía en Alemania

El Deutsche Bank mantiene su pronóstico de que la mayor economía de Europa se contraerá 5,5% este año y se expandirá 4,5% el año que viene.

"El tercer trimestre podría ser incluso una sorpresa positiva en cuanto al rendimiento económico", dijo Schattenberg.

Por otra parte, los expertos observaron riesgos a la baja para el cuarto trimestre, que podrían extenderse hasta el nuevo año.

También el mercado de trabajo se ve afectado, de acuerdo con Schattenberg están especialmente en riesgo los trabajos temporales.

Al respecto de la situación laboral, Enzo Weber, del Instituto de Investigación del Mercado Laboral IAB señaló: "El mercado de trabajo se había puesto al día en el verano, pero la recuperación ahora es mucho más lenta, y algunos sectores, como la industria, siguen eliminando puestos de trabajo".

El grupo de seguros Allianz vaticina una contracción económica de 6% este año y de un crecimiento de 3,5% el próximo."Pesan más los riesgos a la baja", dijo Katharina Utermöhl, de Allianz: "Lamentablemente, las cosas se podrían poner más incómodas para la economía alemana a partir del otoño".

Utermöhl destacó que el fin de algunos efectos de la recuperación dejará bien en claro que el actual repunte de la coyuntura "no va por un carril independiente" e indicó que la economía se encuenta, debido al coronavirus, en un modo "stop and go". 

En esta línea, la experta aseveró que parte de la base de que las medidas de apoyo estatales serán prolongadas más allá de finales de año.

Por su parte, la economista  Köhler-Geib propuso capacitar "cuanto antes" a trabajadores de jornada reducida y a desocupados para empleos en sectores que podrían registrar vacantes en el futuro.