Ecuador logró un acuerdo preliminar con una parte de sus mayores tenedores de bonos para reestructurar deuda por USD17.400 millones, de acuerdo con un comunicado difundido por el gobierno que encabeza el presidente Lenin Moreno.

La propuesta contempla canjear diez bonos con vencimiento entre 2022 y 2030 por tres nuevos bonos con vencimiento en 2030, 2035 y 2040, reduciendo la tasa promedio de cupón a 5,3%, según consignó la Agencia Bloomberg.

El Ministerio de Economía y Finanzas informó que la iniciativa cuenta con el apoyo de fondos administrados o asesorados por AllianceBernstein, Ashmore Group Plc, BlackRock Inc., BlueBay Asset Management LLP y Wellington Management Company LLP.

El plan aún debe ser aprobado por otra parte de los acreedores, por lo que las negociaciones continúan, reportó Bloomberg.

De concretarse, la iniciativa permitirá reducir la deuda del país en USD1.500 millones, consignó la agencia EFE.

El presidente ecuatoriano, Lenin Moreno, expresó en la red social Twitter que “con esto, estamos liberando USD16.000 millones en los próximos 10 años”.

Por su parte, el Ministerio de Economía y Finanzas consideró que “se espera que los términos de los nuevos bonos proporcionen a Ecuador un alivio significativo de liquidez para recuperarse de la crisis actual”.

La propuesta permitirá además "bajar el interés del 9,3 % a 5,2%, ampliar el plazo por diez años más y cinco años de gracia para pago de capital", según Moreno.

En abril pasado, Ecuador anunció que había conseguido un aplazamiento del pago de intereses anuales para bonos de deuda que vencen entre 2022 y 2030, lo que rebajó la calificación de esos papeles en los mercados internacionales.

Entonces, Moreno comunicó que los bonistas habían aceptado renegociar la deuda, un proceso que está concluyendo ahora, informó EFE.

Según el gobierno de Ecuador, la reestructuración ha estado destinada a poder seguir recibiendo ayuda de los organismos multilaterales.

El FMI apoya el acuerdo

El Fondo Monetario Internacional ( FMI) calificó este lunes como “fundamental” al acuerdo preliminar alcanzado entre Ecuador y sus mayores tenedores de bonos.

En un comunicado oficial, el vocero del FMI, Gerry Rice, sostuvo que “si bien estas negociaciones son un asunto entre Ecuador y sus acreedores, esperamos que las partes continúen trabajando para finalizar un trato que es fundamental para poner la deuda pública en un camino sostenible”.