El Banco Mundial (BM) recomendó un replanteo de políticas para que América Latina y el Caribe pueda lograr una recuperación fuerte y de calidad de la crisis relacionada con el impacto de la pandemia del coronavirus.

El enfoque lo subrayó el director de Crecimiento Equitativo, Finanzas e Instituciones para América Latina y el Caribe del BM, Robert Taliercio, durante la primera jornada del Foro de Inversionistas Virtual 2020, en Panamá, en el cual se debate sobre los desafíos para la recuperación financiera post COVID-19.

Taliercio observó que la región está entrando en una profunda recesión impactada por la pandemia, sumado a que, dijo, según estimaciones se perderán este año entre 23 millones y 29 millones de empleos, y existe el riesgo de que 50 millones de personas o más puedan caer en la pobreza, con lo que la desigualdad aumentará.

En este escenario y ante la posibilidad de que entre 47 millones y 55 millones de personas puedan dejar de pertenecer a la clase media, no se puede subestimar la crisis aseguró el funcionario, que consideró clave garantizar el acceso al crédito para sectores como el laboral, de capital, de productos y servicios, y comercio.

En el Foro, organizado por la Bolsa de Valores de Panamá (BVP), Latinex Holdings y Latin Clear (Central Latinoamericana de Valores), el expositor estimó que hay muchas oportunidades en esta parte del mundo en cuanto al empleo de la tecnología y de los pagos electrónicos.

En ese sentido, consideró relevante priorizar los gastos operacionales y de capital críticos que apoyen el crecimiento, la equidad y la eficiencia, además de atraer capital privado para infraestructura, y recomendó reducir el gasto fiscal y adaptar el sistema para combatir la evasión y la coordinación con otras políticas para reducir la informalidad.

Taliercio consideró también pertinente mejorar la estructura del sistema impositivo, el marco de impuestos para las industrias digitales, fortalecer las instituciones de administración de impuestos, y mejorar la gestión de deudas y contingencias, y en algunos países la transparencia de la deuda.

El directivo estimó importante rediseñar reglas fiscales y mecanismos de ahorro, de acuerdo con las características económicas, institucionales y de gestión de cada país.

Para el representante del BM, es importante ahorrar en buenos tiempos y tener colchones (ahorros) para tiempos de dificultades.

De acuerdo al informe "Perspectivas económicas de América Latina 2020" presentado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (Cepal), la pandemia que ya ha cobrado la vida de 1,12 millones en el mundo "tendrá consecuencias socioeconómicas importantes y duraderas en América Latina y el Caribe, lo que agravará la ya compleja situación de la región".

Peor aún, estima que la pobreza en América Latina puede aumentar en unas 45,4 millones de personas a un total de 230,9 millones.