El real en Brasil continuó ayer con su extendida caída frente al dólar, ante lo cual el Banco Central de ese país anunció una intervención para apuntalar la moneda local. Según informó Folha, el BC decidió intervenir luego de que el dólar abriera por encima de 4,38 reales. Tras el anuncio, el real borró sus pérdidas en un 0,65%.

El mismo diario indicó que la moneda estadounidense está influenciada por datos que muestran el débil desempeño de la economía de fines de 2019, en contra de las expectativas del mercado, que no ve una recuperación robusta de la economía tal como lo demostraron las "decepcionantes ventas de diciembre", que siempre tienen un empuje por las fiestas pero en 2019 cayeron el 0,1% comparadas con noviembre, estimó el diario Valor Económico. La incertidumbre sobre la agenda de reformas también pesa en el mercado cambiario.

El real ha alcanzado sucesivamente nuevos mínimos desde el 31 de enero, cuando rompió el récord anterior y cayó más allá del nivel en que el banco central vendió por última vez dólares para apuntalar la moneda en noviembre. Algunas proyecciones, hablan de que el techo para el dólar será de 4,40 reales.

El real ha bajado un 7% este año y tiene el peor desempeño entre 31 monedas principales relevadas por Bloomberg. Se ubica como una de las más desvalorizadas del mundo, situada en el 33° lugar detrás del rand sudafricano que este año cayó el 5,8%, el peso argentino que retrocedió el 2,4% y la lira turca que bajó el 1,7%.

Algo bueno para todos

No obstante, el ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, defendió que una tasa de cambio con un dólar alto es "bueno para todo el mundo". El funcionario explicó que "el cambio estaba tan barato que todo el mundo estaba yendo a Disneyland, hasta las clases sociales más bajas".

"No hay negocio de cambio a 1,80 reales. Voy a exportar menos, en función de importaciones, turismo, todo el mundo yendo a Disneyland. Empleada doméstica yendo a Disneyland. Paremos ahí", señaló en un evento en Brasilia, para luego incentivar el turismo en territorio brasileño.

Enumeró más destinos nacionales para el turista brasileño, al que aconsejó, entre otros lugares de la geografía nacional, "pasear allí en el nordeste, lleno de playa bonita". También dijo que el Gobierno está llevando la política económica "de manera correcta".

"Los intereses, un poco más bajos, lo que es bueno para todo el mundo. Vamos a invertir, consumir más y al mismo tiempo, tener un cambio un poquito más alto, lo que es bueno para todo el mundo. Más exportación, más sustituciones de importaciones, incluso en sectores de mucha mano de obra, como el turismo", expresó.

En su opinión, "es mejor" tener una tasa básica de intereses "a 4 % (actualmente está en 4,25 %) y cambio a 4 reales, que cambio a 1,80 reales e intereses del 14 %, en las alturas".

"El modelo no es tipos en la Luna y cambio bajo, desindustrializando Brasil", añadió para garantizar que el mercado cambiario "no está nervioso", solo "cambió para los cuatro reales".