El gobierno chino debe favorecer nuevos motores de crecimiento e intensificar sus reformas económicas, afirmó un informe del Banco Mundial (BM) en medio de la desaceleración económica del gigante asiático y la guerra comercial con Estados Unidos.

Después de tres décadas de fuerte crecimiento, impulsado sobre todo por la exportación de productos manufacturados de bajo costo, el país asiático constató que el ritmo del crecimiento de su PIB se redujo a partir de 2010.

Éste alcanzó el 6,2% en el segundo trimestre de 2019 sobre un año, su desempeño más bajo en por lo menos 27 años. Y ello a pesar de las medidas de apoyo lanzadas por Beijing y los esfuerzos por reorientar la economía al consumo y los servicios internos.

" China dispone de un margen de maniobra considerable para continuar su proceso de recuperación económica", señala el informe, realizado en colaboración entre el BM y expertos del gobierno chino. Pero "los viejos motores del crecimiento (...) se están asfixiando", destaca el documento que insiste sobre todo en la importancia de promover la innovación y fomentar las nuevas tecnologías, en particular en lo que concierne al desarrollo de la economía digital, en plena expansión.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

Ver más productos