Londres destinará 30.000 millones de libras (unos USD38.000 millones) a respaldar la economía frente a la epidemia de coronavirus, anunció el ministro de Finanzas al presentar el primer presupuesto del gobierno de Boris Johnson, al que se sumó una drástica reducción de tipos por el Banco de Inglaterra, que dejó la tasa de referencia en 0,25 por ciento.

"Hoy anuncio un estímulo fiscal de un total de 30.000 millones de libras para respaldar al pueblo británico, los empleos británicos y los negocios británicos", afirmó el ministro Rishi Sunak ante la Cámara de los Comunes, considerando que hasta "una quinta parte" de la población activa podría verse obligada a quedarse en casa.

De estos, 7.000 millones de libras (USD9.000 millones de dólares) se destinarán a ayudar a los trabajadores autónomos y las pymes que pierdan ingresos por las cuarentenas y la caída de la actividad económica.

Otros 5.000 millones de libras (USD6.500 millones) estarán dedicados a reforzar el sistema público de salud y 18.000 millones (USD23.000 millones) a otras medidas para sostener la actividad, que se verá necesariamente debilitada como consecuencia de la epidemia.

Con 373 infectados y seis fallecidos, el Reino Unido se mantiene actualmente en la primera fase de gestión del Covid-19, destinada a contener esta nueva enfermedad surgida en diciembre en China.

Los efectos del coronavirus "tendrán un impacto significativo en la economía británica, pero será temporal", señaló Sunak al Parlamento.

En tanto el Banco de Inglaterra (BoE) anunció una inesperada reducción de la tasa de interés de referencia, que pasó de 0.75% a 0.25%, con el fin de ayudar a la economía frente al impacto negativo de la epidemia del nuevo coronavirus.

Los tipos de interés no han sido tan bajos en el Reino Unido desde los meses que siguieron al referéndum de junio de 2016 sobre el Brexit.

El BoE anunció además que va a estimular los préstamos de los bancos a las empresas y los hogares para sostener la demanda debido a que "probablemente la actividad va a debilitarse significativamente en el Reino Unido en los próximos meses".