Después que las imágenes de las mujeres en el futbol olímpico arrodillándose fueron excluidas de los resúmenes con las secuencias más destacadas y de sus canales en las redes sociales, el Comité Olímpico Internacional (COI) anunció que ese tipo de imágenes ya no serán vetadas para su difusión en los Juegos Olímpicos Tokio 2021.

Jugadoras de cinco selecciones del fútbol femenino se arrodillaron ayer como gesto de respaldo a la justicia social, el primer día que esas protestas fueron permitidas en los Juegos Olímpicos tras un veto que estuvo vigente durante décadas.

La concesión bajo la Regla 50 de la Carta Olímpica, que por mucho tiempo prohibió todo tipo de protesta de los atletas dentro de las sedes, finalmente fue aprobada este mes por el Comité Olímpico Internacional.

Diferencias

El COI ha tratado de reconciliar la aplicación de la regla al mismo tiempo que pretende reconocer, y en ocasiones alabar, la imagen icónica de los velocistas estadounidenses Tommie Smith y John Carlos alzando sus puños con guantes negros en el podio de los  Juegos Olímpicos de la Ciudad de México 1968.

El miércoles, las selecciones de Gran Bretaña y Chile se arrodillaron previo al silbatazo inicial de su partido. Ello fue emulado por Estados Unidos, Suecia y Nueva Zelanda. Las australianas posaron con una bandera de indígenas del país.

Esas imágenes fueron excluidas del resumen oficial con lo más destacado de los Juegos de Tokio que el COI suministró a los medios, como The Associated Press, que no tiene derechos de transmitir los juegos en vivo.

Permisos

Los canales oficiales en redes sociales oficiales del movimiento olímpico tampoco incluyeron imágenes del activismo de las atletas.

“El COI cubre los Juegos en sus plataformas que posee y tales momentos serán incluidos también", dijo la entidad en las últimas horas en un aparente cambio de política.

El veto a las protestas fue levantado hace tres semanas cuando se hizo claro que varios atletas — especialmente en el fútbol y atletismo — iban a manifestarse durante la competición en Japón.

La nueva normativa peite arrodillarse o levantar el puño previo a la competencia o en las presentaciones, pero no en la ceremonia de entrega de medallas. El COI sancionará a los atletas que protesten en el podio.