La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, afirmó que nadie gana en una guerra comercial y que el impacto macroeconómico de eventuales aranceles estadounidenses a las importaciones afectaría el crecimiento mundial.

"El impacto macroeconómico sería grave, no sólo si Estados Unidos toma medidas, sino especialmente si otros países tomaran represalias, principalmente los más afectados como Canadá, y dentro de Europa, Alemania en particular", dijo a la emisora francesa RTL.

Los comentarios de Trump generaron una ola de críticas de socios comerciales de Estados Unidos y advertencias de empresarios y legisladores estadounidenses sobre una posible guerra comercial que perjudicaría a la propia economía del país. Trump ha dicho que Washington podría ganar esa guerra.

"En una llamada guerra comercial, impulsada por incrementos recíprocos de los aranceles a la importación, nadie gana, uno generalmente encuentra perdedores en ambos lados", dijo Lagarde.

Además advirtió que "si este tipo de medidas pone en tela de juicio el comercio internacional, será un canal de transmisión para una caída en el crecimiento, una caída en el comercio y será desalentador".

La ministra francesa de Asuntos Europeos, Nathalie Loiseau, señaló que la UE elevaría la amenaza arancelaria a la Organización Mundial de Comercio (OMC). "No estamos contentos con esto; Europa ya no puede darse el lujo de ser ingenua y pasiva frente a este proteccionismo agresivo", dijo.