El Fondo Monetario Internacional ( FMI) advirtió sobre la necesidad de enfocarse en mejorar las acciones de reforma de las estructuras de las deudas públicas, ya que las acciones de los gobiernos, aunque importantes, se han vuelto insuficientes para ese objetivo.

"Existe la necesidad de reformar la 'estructura' internacional de la deuda, incluyendo los contratos de deuda soberana, instituciones como el FMI y el Club de París, y el marco de políticas que respaldan una reestructura de deuda ordenada", consignó el organismo en un comunicado elaborado, entre otros, por la directora gerente Kristalina Georgieva, según consignó el sitio web Sputnik.

Según el FMI, la pandemia de Covid-19 ha elevado los niveles de deuda: en comparación con fines de 2019, se prevé que los índices de deuda promedio para 2021 aumenten en 20% del Producto Interno Bruto (PIB) en las economías avanzadas, 10% del PIB en las economías de mercados emergentes y alrededor de 7% en los países de bajos ingresos.

"Aún no ha ocurrido una crisis de deuda gracias a las decisivas acciones políticas de los bancos centrales, las autoridades fiscales, los acreedores bilaterales oficiales y las instituciones financieras internacionales en los primeros días de la pandemia", afirma el organismo en el documento.

Sin embargo, "estas acciones, aunque esenciales, se están volviendo rápidamente insuficientes", advirtió.

El organismo sugiere posibles mejoras en relación a la estructura de la deuda pública.

"El marco contractual existente ha sido muy eficaz en la reestructuración de bonos soberanos, pero los casos recientes de reestructuraciones de Ecuador y Argentina demuestran problemas que aún deben abordarse, incluida la expansión significativa en la diversidad de acreedores comerciales y la falta de transparencia de la deuda", añade el FMI en el texto.

"Los países con vulnerabilidades de la deuda deben abordarlas urgentemente mediante una combinación de gestión de la deuda y medidas para restaurar el crecimiento. Cuando la deuda es insostenible, debe reestructurarse, cuanto antes, mejor", recomendó el FMI.