Los ministros del Trabajo de las economías del Grupo de los 20 ( G20) concluyeron una reunión de dos días con la adopción de una declaración encaminada a promover una sociedad activa al envejecer, a la vez que se toman medidas para evitar la escasez de mano de obra entre las poblaciones de naciones que se vuelven mayores.

"Una población que envejece traerá nuevas oportunidades laborales vinculadas con la economía plateada, pero sin acciones apropiadas, también tendrá el potencial de tener como resultado una escasez de mano de obra y de habilidades, un crecimiento económico más lento, y pobreza y desigualdad en la vejez", indicó la declaración.

"Reconocemos la importancia de promover una sociedad activa al envejecer que permita a todos participar en el mercado laboral sin discriminación", agregó el texto.

La reunión de dos días en Matsuyama, en la prefectura oriental japonesa de Ehime, se llamó "Dando forma a un futuro de trabajo centrado en los seres humanos".

Al final del encuentro, los ministros prometieron iniciativas dirigidas específicamente a adultos mayores y posibles empleadores, con el fin de impulsar las oportunidades de trabajo para la población de más edad.

Los ministros también pidieron mejorar el ambiente laboral para los trabajadores ancianos, incluyendo las condiciones de pago, temas de salud y seguridad y medidas contra la discriminación.

La declaración conjunta también se refirió a los papeles de género y a la eliminación de estereotipos para lograr una mejor paridad entre hombres y mujeres.

"Exhortamos a una distribución más equilibrada de las responsabilidades familiares y de cuidados, incluyendo el que los hombres recurran a los permisos relacionados con la familia", indicó la declaración.